Por Jesica Morales

              Por Jesica Morales

Muchos cuando iniciamos nuestro negocio tenemos dudas sobre qué tipo de estrategia de Marketing utilizar y creemos que debemos buscar compradores y saturarlos de publicidad, pero hay una estrategia que nos dice lo contrario, la cual es conocida como Inbound Marketing, aunque para entenderla y aplicarla primero debemos saber que es.

En realidad, no es tan difícil de explicar, el término básicamente consiste en la atracción de clientes a través de una combinación de técnicas de marketing.

El Inbound Marketing, a diferencia del Marketing tradicional, consiste en que no buscas al cliente, sino que este te busca a ti como empresa. Y gracias a las herramientas digitales con las que contamos ahora (Redes Sociales, SEO, Ads, Marketing contenidos) es más fácil captar la atención de los clientes.

Un potencial comprador es atraído mediante la creación de contenido con relación a sus necesidades, haciendo que su atención y confianza en lo que se muestra, lo impulse a acercarse a ti y consumir.

También se utiliza para que tu página web incremente el número de visitantes, pero no solo eso, sino que estos visitantes se conviertan en aliados (clientes) potenciales con quienes puedas llegar a tener una relación de mediano a largo plazo. En este transcurso puedes conocer mejor al usuario y lo que puede ayudar mucho a tener este tipo de relación es crear experiencias valiosas las cuales generen una imagen positiva de la empresa, con contenido interesante, útil y adaptable a lo que él quiere.

El termino Inbound Marketing se planteó por primera vez en el 2005 por Dharmesh Shah y Brian Halligan, con la intención de buscar un Marketing menos “agresivo” como lo es el Outbound Marketing, ya que este consiste en bombardear al cliente constantemente con publicidad en todos lados, en cambio el Inbound maneja la publicidad de forma más “amigable”, haciendo que la relación con el consumidor sea más natural, pues él es quien viene en busca de la marca y lo que ofrece.

Más simplificado, el Inbound Marketing llama la atención de los clientes mediante publicidad que despierta el interés de estos, ya sea mediante una mecánica donde se puede obtener algo a cambio, ofertas increíbles, cupones de descuento o incluso el diseño llamativo de la empresa puede motivar al consumidor.

Un ejemplo podría ser que te encuentres navegando en tu red social favorita, ves publicidad de una tienda y lo que ofrecen es de tu total interés que terminas dando clic. El enlace te llevará a su página principal, estando ahí te darán lo que tu quieres, a cambio de un registro o algo por el estilo y tú lo haces sin dudar por el beneficio que recibirás.

Con esto la empresa obtiene un nuevo cliente y gracias a esa buena experiencia, este regresara a consumir más productos. Si sucede así, se considera un éxito en el uso de Inbound Marketing.

Más entradas